Lo último en televisores

Para aquellos que barajen la idea de comprarse un televisor. Bien, invierten sus ahorros en lo último que el mercado ofrece, o bien, esperan a la aparición de lo último en televisores de la mano de Samsung. Es un televisor que se mimetiza totalmente con la pared. No tiene marcos y es extremadamente fino. La pantalla es inmensa, 146 pulgadas. Si, lo hemos leído bien, 146 pulgadas. Pero, lo mejor es que, la imágenes que se emiten en la televisión se pueden ver de forma total o parcial. Es decir, cabe la posibilidad de usar una parte como televisión propiamente dicha, por ejemplo, 80 pulgadas y el resto, con elementos decorativos, información o usarlo para la navegación online… Increíble ¿no? Realmente increíble pero cierto.

Este televisor modular, el nuevo capricho de los amantes de la tecnología, todavía no ha hecho su aparición triunfal en el mercado. Ni tampoco se ha dado información respecto al precio que puede llegar a alcanzar. Es tan solo un pequeño adelanto de lo que está por venir en un futuro. Hogares envueltos en una enorme pantalla. Y, como siempre, estará reservado a los más privilegiados, económicamente hablando.

El resto deberemos esperar unos cuantos años más a la espera de que su precio baje, seguramente, ante la inminente aparición del siguiente coloso electrónico que pretenda hacerse un hueco en nuestros hogares. Para poder comprar cualquiera de estos milagros de la tecnología, nos sería necesario pedir uno o varios créditos rápidos, de esos que, gracias a Dios, no nos invaden a preguntas, ni nos retienen en el tiempo, sembrando en nosotros la incertidumbre sobre si nos lo aceptarán o no, teniendo en cuenta nuestra, no muy favorable, situación financiera. Tendremos una economía minada, pero, esto no significa, que nuestras ilusiones, deseos y fantasías también sean cada vez más pequeñas, sino todo lo contrario. Los sueños y deseos crecen de forma inversamente proporcional a la capacidad económica de cada cual.

Ahora y después de ese paseo por los cielos, vamos a bajar a la tierra. Hemos comenzado hablando sobre la idea de comprarnos un televisor. Y, vamos a dar algunos consejos o cosas que debemos tener en cuenta antes de decidirnos por uno u otro. La lista es interminable, marcas y modelos para todos los gustos, preferencias y economías. Y, lo que suele ocurrir es que cuanto más tenemos para elegir, más nos cuesta tomar una decisión.

Normalmente, nos fijamos en el diseño del aparato, la resolución de la pantalla, las pulgadas.

La pregunta giraría en torno a que tecnología elijo para que no se quede obsoleto a corto plazo y que dure en perfecto estado, el mayor tiempo posible. La respuesta más conveniente para esta cuestión es que todo depende del uso que vamos a dar al televisor. Si, por la cuestión que sea, lo queremos no más grande de 55 pulgadas, los OLED quedan fuera. Si lo queremos principalmente para ver películas y series, una OLED sería ideal, aunque su precio es alto. Si su uso no se limita a ver películas, sino que lo queremos para juegos con la consola y como ordenador o, ver otros canales, es mejor un LCD con iluminación led.

La resolución de la pantalla debe ir de acuerdo a la distancia de visionado y a la diagonal más aconsejable.

Pero, haciendo alusión a esto último, la tecnología Ultra Alta Definición ofrece una resolución cuatro veces mayor que una Full HD, de tal forma que, la calidad de la imagen obtenida no se ve influenciada por la distancia.

Por lo anterior, es muy imporante que comparemos las marcas y sus funciones, pues es bien sabido que los televisores Samsung, Sony or LG son los que generalmente ofrecen innovaciones, por ejemplo, Samsung fue uno de los pioneros en implementar aplicaciones en sus modelos Smart TV, Sony fue uno de los primeros en ofrecer televisores con la modalidad 3D y LG sin duda ha contribuido en las mejoras de resolución.

Después de este pequeño aporte sobre el mundo de los televisores. A la hora de comprar un televisor que no se quede anticuado en poco tiempo, tendremos que gastar un poco más, pero, realmente, valdrá la pena. Solicitamos unos préstamos online rápidos y ya podemos disfrutar de nuestro nuevo televisor. Sin agobios y en cómodas cuotas mensuales,  lo pagaremos tranquilamente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *