Los mordedores para bebés, bajo sospecha

La razón principal es que la mayoría están fabricados con componentes que podrían resultar tóxicos, como el bisfenol-A, que ya ha sido prohibido en muchos países por estar relacionado con enfermedades como el cáncer, la obesidad infantil, la diabetes, problemas endocrinos y alteraciones en el organismo.

Pero no es este el único riesgo que se ha encontrado en los mordedores para bebés. El estudio, realizado por investigadores de la American Chemical Society de Estados Unidos analizando distintos productos e puericultura, advierte que este tipo de objetos no están libres de otros productos químicos preocupantes, como el bisfenol-S o el Bisephenol-F.

De acuerdo con un análisis realizado a 59 de estos artículos en diferentes presentaciones (gel, llenos de agua o sólidos) 26 contenían este tipo de químicos y la mayoría también contenían parabenos, y antimicrobianos cuyos efectos sobre la salud se siguen investigando, como triclosán y triclocarbán. Estos compuestos, disruptores endocrinos, pueden generar problemas al sistema de desarrollo, reproductivo, neurológico e inmunológico de los bebés.

Y aunque los niveles encontrados en los mordedores para bebés fueron inferiores a los límites reglamentarios actuales, hay que tener en cuenta que esos márgenes no están establecidos específicamente para los bebés, cuyo organismo es mucho más vulnerable a los posibles efectos adversos de esos componentes.

¿Los mordedores calman el dolor de la dentición?
Los investigadores han mostrado su preocupación por este hecho y señalan que, como alternativas a los mordedores, se pueden usar otros "métodos", como alimentos duros y fríos (manzana, zanahoria) o gasas frías. Los geles para aliviar las molestias de la dentición tampoco están recomendados.

De todos modos, recordamos que la dentición del bebé no duele, aunque puede molestar al bebé. Según la Asociación española de Pediatría, la pequeña inflamación que se produce con la salida de los dientes es normal y fisiológica, y podemos observar en ocasiones enrojecimiento de las encías. Algunos niños parecen estar más irritables y otros no notar la salida de los dientes.

Según los pediatras, el ofrecer a los niños a los que les están saliendo los dientes los mordedores para aliviar el dolor no tiene mucho sentido, pues todos evitamos el contacto con zonas dolorosas, así que si la encía esta inflamada y duele, presionar sobre ella con los mordedores no aliviaría el dolor.

Otra cosa es que los bebés exploran con la boca, y esto pueden hacerlo con mordedores, chupetes o cualquier objeto que se puedan llevar a la boca. Por eso hemos de estar atentos a que no tengan a su alcance objetos peligrosos, piezas pequeñas… y tal vez también haya que plantearse el tema de los mordedores para bebés, bajo sospecha.

La noticia Los mordedores para bebés, bajo sospecha fue publicada originalmente en Bebés y más

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *