Comer o pagar la luz: la ciencia demuestra los daños a la salud de la pobreza

La pobreza y la inseguridad alimentaria, agravada por los recortes en las políticas públicas, afectan a la salud física y mental de las personas. La falta de alimentos, la preocupación por la falta de éstos, la exclusión de espacios de socialización o aprendizaje, las situaciones graves como un desahucio o la amenaza de que se produzca y la percepción de los problemas en el hogar son causas directas que pueden deteriorar la salud mental de las personas que lo sufren.

etiquetas: comer o pagar, inseguridad alimentaria

» noticia original (www.efe.com)


Mas información sobre en Comer o pagar la luz: la ciencia demuestra los daños a la salud de la pobreza