No, la «bufantoína» no existe: puntualizaciones ante la cobertura mediática del caso de Nacho Vidal

Sin entrar a valorar el caso, desde la Fundación ICEERS queremos hacer un doble llamamiento a la responsabilidad, tanto desde la profesión periodística como por parte del consumidor, ya que la mayoría de informaciones que se están publicando sobre la sustancia son erróneas o directamente falsas. Publicar datos e informaciones sin contrastar, distorsionadas o fuera de contexto en medios de información generalista no sólo resulta peligroso, sino que constituye una práctica irresponsable que degrada la imagen del medio que las publica

etiquetas: bufantoína, sapo, nacho vidal, josé luis abad, bufo alvarius

» noticia original (www.iceers.org)


Mas información sobre en No, la «bufantoína» no existe: puntualizaciones ante la cobertura mediática del caso de Nacho Vidal