Los Países Bajos son los que necesitan una reforma laboral

En estos días estamos leyendo muchas noticias sobre las exigencias de Rutte / Países Bajos a los países de Sur en materia de reformas fiscales, laborales, etc. Con el tema del sistema fiscal ya se ha hablado largo y tendido, todos sabemos algo sobre el “sandwich holandés” o sobre el cuasi-paraíso fiscal que es dicho país.

Sin embargo, el tema laboral está algo menos trillado y dado que vivo en NL y colaboro en un anarcosindicato, me he animado a escribir unas líneas al respecto, será un artículo algo picoteado y caótico (escribir no es lo mío), pero creo que ciertas ideas y situaciones son interesantes de dar a conocer.

(Pequeño autobombo) Aunque este enlace ya lo pasé por Menéame en alguna que otra ocasión, recientemente fue extendido, cubriendo muchos más casos y áreas de la ley laboral, lo pongo para entender la base oficial de la ley y poder compararlo con la situación práctica/real. labourrights.vrijebond.org/2020/04/20/derechos-laborales-en-los-paises

Comencemos por el principio, primeramente: en este país el número de inspectores laborales y recursos destinados a combatir el fraude laboral es paupérrimo. En una ingente cantidad de casos las inspecciones o no llegan a tiempo o no llegan y punto. Si una empresa decide caminar cometer actos criminales en un centro de trabajo, pasará mucho tiempo hasta que lleguen a verificar y en los casos leves (o que consideren legalmente leves) quizás ni lleguen.

A esto hay que sumar la absoluta ausencia de fuerza sindical en una gran parte del tejido productivo del país. Hoy en día la organización sindical es residual a una serie de sectores muy minoritarios y donde el sindicato es casi más una organización gremial y de gestión de privilegios que una herramienta de organización obrera y que esté fundado sobre las bases de la solidaridad de clase.

Encima de los dos puntos anteriores, si tienes algún tipo de problema en el trabajo y necesitas asistencia legal, prepárate para la sangría. A menos que demuestres que eres muy pobre, el estado no te asistirá económicamente para hacer valer el derecho de defensa. Pero es que además, aquí ya no existe la figura del abogado de oficio, sino que tienes que buscar un abogado que esté dispuesto a llevarte un caso/defensa por el precio marcado por el estado y luego ahí ya, el estado, si este considera que de verdad eres pobre y que necesitas ayuda (considerando el resultado del juicio) te cubrírá los costes legales. Si no estás en la miseria económica toca ir al mercado y ahí los abogados cuestan un ojo de la cara. Y no es sólo que sean caros, es que además, en este país se “incentiva” la negociación privada. Es decir, en españa si tienes un problema, acudes a un laboralista, expones caso, si es adecuado el laboralista rellena papeles, se va a juzgado, se comienza por conciliación y si en SMAC no hay acuerdo, directos a juicio. Aquí por el contrario, es necesario probar que ha habido volutad de negociación de cara a un posible juicio, de forma que entre las dos partes se sientan los abogados y por cada coma que quieras cambiar de un borrador de acuerdo, el laboralista hará caja (y mucha).

Cuando mencionaba el tema de los sindicatos, a parte de por mis principios ideológicos lo mencionaba por el hecho de que su ausencia, la imposibilidad del sindicalismo neerlandés de proporcionar una red de solidaridad y organización, especialmente en el aspecto de la asistencia legal a personas en apuros implica la imposibilidad en muchos casos de que dichas personas puedan encontrar justicia de una forma u otra. La lentitud de los procedimientos privados (lo privado es mas efectivo, sí, por losco) es otro factor que impide defenderse. Por ejemplo, un trabajador con pocos recursos y sin redes de apoyo fuertes (familia, amigos), cuando se encuentra entre la espada y la pared, aunque hubiese un sindicato que le proporcionase ayuda legal gratuita desde el día 0, si estamos hablando de un caso de impagos (y esto ocurre muy a menudo, hablaré de ello más abajo), cuando el trabajador se ve sin un pavo, al borde del endeudamiento y a las puertas de un proceso largo, sencillamente no puede esperar a que el caso se resuelva.

Y digo que no puede esperar a que el caso se resuelva, porque en la mayoría de las situaciones, aunque haya una situación extrema en un centro de trabajo como por ejemplo que la empresa no pague las nóminas, el trabajador tiene que seguir asistiendo a trabajar. Si no lo haces, si renuncias de un día para otro y te vas a otro trabajo, olvídate. De cara a la negociación, el trabajador ha incumplido el contrato de forma grave. En las negociaciones lo vas a tener jodido. Si puedes esperar 6 meses para llegar a juicio y asumiendo que estás cubierto legalmente, juégatela a ir a sala y que una piara de abogados de la empresa se lien a mentir y termines debiéndoles tú a ellos. Total, que si renuncias mal porque es muy difícil que termines viendo tu nómina pagada, si te quedas peor, porque sigues enriqueciendo a la empresa mientras tú estás a punto de quedarte sin pasta y sabe Dios cuando cobrarás lo que ya trabajaste y te ganaste.

Luego por ejemplo está el tema de la comunicación verbal. Cuando una empresa quiere abusar de sus trabajadores y hacerles diversos líos legales, optará por comunicar algunas decisiones de forma verbal. Esto se puede deber a que lo que se comunica es ilegal o porque probaría una situación laboral/legal concreta que a la empresa no le interesa reconocer. Bueno, no es algo que en España nos sea ajenos, la diferencia radica en el uso de las grabaciones como mecanismo de defensa. Ser es posible utilizar grabaciones de cara a una defensa, pero, el truco es que para que sean aceptadas un juez tiene que entender que la empresa usó el recurso de la comunicación verbal para evitar dejar rastro de sus actos. Sin embargo, para llegar a dicha consideración no se pueden considerar las grabaciones, sino el resto de elementos que lo rodean. Es decir, si los únicos hechos delictivos que han dejado rastro están en las grabaciones, no tienes caso ni mecanismo de defensa.

El tema de los contratos de cero horas. Siendo “justos” se puede leer de dos formas. Por un lado, la interpretación liberal/del estado es que es un tipo de contrato que permite una integración progresiva al mercado laboral y esto es así, porque cuando tienes un contrato de 0 horas, cuando vas haciendo semana tras semana un número mínimo de horas de media, dicha media es tu nuevo número de horas semanales que trabajarás. Vale, sobre el papel podría ser un mecanismo (de mierda si me preguntas, pero uno al fin y al cabo). El problema, por empezar por algún sitio es el hecho de que los contratos de 0 horas sirven únicamente para que la empresa haga y deshaga contigo en todo momento. Si un día no cumples al 120%, caes en el ostracismo de la empresa y cada vez te llamarán menos y por el mínimo absoluto posible. Si caes un día enfermo, en cuanto te recuperes reza porque te vuelvan a llamar. Eso si no terminas despedido, que sí, que es ilegal que te despidan porque un día estuviste enfermo, pero ya hemos explicado como funcionan los mecanismos reales de defensa: comunicación verbal, negociación, retención de salarios, etc.

Pero además, poniendo el foco en sectores muy concretos como son la logística y la agricultura. En estos sectores es común que se dé un tremendo combo de: migración, 0 horas, comunicación verbal y vivienda proporcionada por la empresa.

Algunos quizás ya hayáis visto este vídeo, pero para los que no: www.cuatro.com/fueradecobertura/temporada-3-programa-completo-hd_18_27

El problema aquí son varios:

  • Las condiciones de las “casas” proporcionadas que pueden verse en el vídeo de antes.
  • El hacinamiento (que está regulado, pero como decía, prueba a defenderte). En tiempos de COVID esto se ha vuelto un problema de salud gravísimo, aunque luego me extenderé con algún ejemplo.
  • El precio, una “habitación” de 4m2 en un camping, sin calefacción en el interior de país puede alcanzar el precio de una habitación adecuada en una ciudad como Amsterdam.
  • Ligan (verbalmente y/o con engaños) el contrato legal a la obtención de vivienda, que no es totalmente legal en la forma en que se realiza, pero en términos reales es así.

Si recapitulamos un poco al respecto, si estás en uno de estos sitios, tienes contratos de 0 horas, por el motivo X a la empresa ya no le caes en gracia y te reducen la carga de trabajo, mientras esperas en el bungalow aterido de frío a que te llamen, si no termina ocurriendo, tu nómina de esa semana o de ese mes será negativa. Sí, como tus horas trabajadas no cubren el precio de la vivienda, a partir de ese momento estás tú en deuda con ellos. Y no, no puedes buscar otro trabajo complementario, no porque lo impida la ley, sino porque voluntariamente renunciaste a esa capacidad cuando firmaste el contrato. Y cuidado, porque en cuanto levantes la liebre al respecto, de una forma u otra, en dos semanas (teniendo mucha suerte) terminas en la calle y ponte a buscar trabajo y vivienda de una mientras gestionas las deudas.

Un par de ideas más:

  • La edad legal de trabajo son los 13 años. El salario mínimo es inexistente entre los 13 y los 14. De los 15 hasta los 21 comienza en 500€ y sube hasta el salario mínimo adulto, unos 1680. Esto resulta en que sea común ver en el supermercado a adolescentes que aún no están totalmente formados físicamente haciendo esfuerzos físicos para mover material y todo por auténticas 4 perras.
  • Es muy muy fácil para un empresario cerrar una empresa alegando bancarrota si se es un poco hábil con la contabilidad creativa. En este país es conocido un patrón de empresario que abre una empresa de digamos limpieza de AirBnbs, opere un año, declare una bancarrota desordenada, los trabajadores quedan con 1 o 2 meses sin abonar, el estado tome control de la situación, la seguridad social sabe que hay cosas chungas en los libros pero son difíciles de probar, firme un plan de pago a proveedores y el empresaurio de turno sea un ciudadano libre y sin antecedentes. Que dicho sea, el pago de las nóminas no es la primera prioridad de pago en la legislación, primero van cosas como liquidarse los créditos bancarios.

Y ya para ir cerrando, de memoria puedo resumir algunos de los casos más extremos de los que hemos tenido constancia en el sindicato en los últimos años y que por diversos motivos, aunque incluso se haya peleado, han terminado con la empresa y el empresaurio de turno saliendo absolutamente impolutos de la situación:

  • Este año en la campaña de recogida de espárragos al menos dos granjas distintas abusaron físicamente de los trabajadores al punto de que en una de ellas, los hacinaron como ganado en un bungalow como represalia a su “bajo rendimiento”. Todo esto en mitad del COVID. Caso aparte, el enlace laboral de Rumanía (la mayoría de ambos dos grupos de trabajadores eran de allí) visitó uno de estos sitios y el tipo, que tiene tablas en estas cosas no tuvo bemoles a entrar a las “casas” de sus compatriotas a comprobar la insalubridad del tema.
  • Un tipo que mientras se paseaba por medio mundo como influencer y fardando de dinero organizó una bancarrota desordenada en una de sus empresas de limpieza dejando a deber las nóminas a sus trabajadores, todo esto para acto seguido abrir otra nueva empresa, volver a operar, montar una red de empresas proxy para equivar a la seguridad social y volver meses despúes a volver a hacer lo mismo. Aparte, como tenía que aparentar bancarrota, las oficinas que alquilaba las bloqueaba, dejaba de pagar alquiler, las vaciaba y nunca devolvía las llaves.
  • Hubo una sorpresiva huelga de transportes en NL hace cosa de un año y que tuvo un seguimiento superior al 90%. En un pueblito del país, la central de los autobuses intentó que los conductores aprendices, los cuales no pueden hacer las rutas por sí solos, reventasen la huelga conduciendo ese día ellos los autobuses. Para protegerse legalmente dijeron que “en realidad era un examen”. A uno de los que intentaron liar para hacer de esquirol tenía tablas en el anarcosindicalismo, se negó y lo echaron al día siguiente falsificando informes de rendimiento. Y como además la empresa proporcionaba vivienda, el trabajador,que únicamente había cumplido la ley acabó en paro y sin un techo.
  • La última y la que personalmente más que ha tocado. Un tipo tiene una empresa de chapuzas en la construcción con una cuadrilla de currelas y tenía acceso a dos viviendas públicas (haciendo trampas obviamente), en una vivía él, en la otra sus trabajadores, entre ellos un primo suyo, que lo tenía de espía para saber al instante si alguno de sus trabajadores tenía la más mínima queja. Uno de sus trabajadores cayó gravemente enfermo (desmayos, vomitonas de sangre, etc), pero claro, no estaba dado de alta en la SS, de forma que aparte de no llevarle al hospital, lo dejó en la casa tirado en un colchón y cada vez que iba a visitarlo y el pobre hombre solo iba a peor, el tipo se dedicaba a llamarle escoria y demás lindezas. La cosa escala al punto de que el jefe decide que hasta aquí, lo despide y le da 24 horas para salir de la casa, todo esto sumado a los 2 meses de nóminas que le debía hasta ese momento. Entre diversas personas y colectivos, al enfermo lo mandamos en avión a casa justo cuando se estaban cerrando las fronteras en europa por el coronavirus. El tipo, no contento con el tema se dedica (hasta donde sabemos, aún sigue haciéndolo) a llamar a la mujer de esta persona y amenazarles de muerte. Pero es que además, en la casa había otro trabajador al cual también le debía varias mensualidades (porque siempre pagaba una pequeña parte para ir tirando y el resto te decía que ya más adelante) y como represalia por ayudar al compañero, le dijo que en 24 horas se tenía que ir de la casa. Como el trabajador no se fue, el jefe cuando cumplieron las 24 horas le llamó y le dijo que iba camino a la casa a matarlo, sin más amenazas. A pesar de que la conversación se grabó, a pesar de llamar a la policía, a pesar de que cuando llegó la policía este estaba aporreando la puerta y a pesar de enseñar la grabación de la llamada a la policía, esta dijo que efectivamente, el trabajador debía abandonar la casa y que “tras mucho negociar” le daban 48 horas más. Y bueno, a parte el tipo en cuestión tenía una flota de furgonetas que iban y venían de Rumanía, traían gente a trabajar en el campo o en chapuzas y a la semana vuelta a Rumanía pagándoles a unos sí (al salario mínimo de Rumanía) y a otros no, para que de vuelta a sus pueblos/ciudades se enfrentasen entre ellos sobre si el tipo pagaba o no, haciendo que más gente picase en las sucesivas y así vuelta a empezar.

Y como digo, nosotros somos un grupo pequeñito de personas con una red modesta, ni conocemos ni llegamos a otros muchísimos casos tan extremos.

Todo esto para decir que esto es la parte negativa de este país, la más absolutamente oscura. Evidentemente ni todo el país ni todo el contexto laboral es así, ni por asomo. Sin embargo, lo que es para mí es importante destacar es que el Estado es perfectamente consciente de esta situacion y su decisión es no hacer nada o casi nada al respecto. Obviamente, dicha pasividad trabaja en beneficio de los explotadores. El estado lo sabe y sigue sin hacer nada al respecto. Incluso, para entender lo grave del asunto, cuando los gobiernos de España y Rumanía le pegan un toque al Rutte y demás, estos sudan totalmente del tema. Y que conste que no estoy diciendo que por el contrario el gobierno español o el estado español sean unos adalíes en la defensa de los trabajadores. No digo esto en comparativa pero ni mucho menos al calor del fenómeno Yolanda Díez y su protección de los trabajadores, no. Lo digo porque en España hay una estructura judicial precisa de cara a los temas laborales, donde mejor que peor, consigue proteger a quien está dispuesto a pelear lo suyo, aquí, aunque intentes luchar, quizás directamente no puedas, pero es que aunque puedas, la empresa solo es un escollo más de otros tantos que encontrarás por el camino, entre ellos al propio Estado neerlandés.

Y cuento todo esto porque lo que más me duele es que conozco ya demasiados casos en los que estos explotadores son libres y a ojos de la inmensa mayoría de la sociedad de este país son ciudadanos modelos. Y escribo todo esto porque me hace hervir la sangre que unos gobernantes que son perfectamente conscientes del vertedero de miseria que es su propio patio quieran venir a decirles a otros que porqué no toman nota de su legislación laboral y hacen reformas.

etiquetas: artículo

» noticia original ()


Mas información sobre en Los Países Bajos son los que necesitan una reforma laboral