Adif cede a Médicos del Mundo equipos clínicos sin utilización habitual


03/06/2015. Adif ha suscrito un convenio de colaboración con la Organización No Gubernamental Mèdicos del Mundo para la cesión gratuita de aparatos clínicos pertenecientes a la entidad pública empresarial para el ejercicio de la actividad de dicha organización.

El acuerdo ha sido suscrito por el presidente de Adif, Gonzalo Ferre, y el director de Finanzas, IT y Fundraising de Médicos del Mundo, Miguel Ángel Cervantes.

Este material clínico, que ha superado el periodo de amortización y ha dejado de ser utilizado habitualmente por Adif, mantiene un estado de funcionalidad que posibilita un adecuado nivel de servicio para sus distintos usos.

Médicos del Mundo, por su parte, asumirá las tareas y los costes de recogida y traslado del material. Así, el material donado por Adif se va a destinar al Hospital de Rabuni en los campos de refugiados saharauis, en la provincia argelina de Tindouf. Este hospital presta atención médica a todos los campamentos y asiste a toda la población refugiada (unas 165.000 personas).


Adif, empresa socialmente responsable

Adif ha fijado siete compromisos para dar respuesta a los desafíos que plantean la sociedad y el medio ambiente en materia de responsabilidad social y sostenibilidad. Uno de estos objetivos es hacer de las infraestructuras e instalaciones ferroviarias un espacio cada vez de mayor valor para la ciudadanía, generador de bienestar, progreso y cohesión social.

Igualmente, Adif mantiene su compromiso de buscar relaciones abiertas, basadas en la transparencia, el diálogo y colaboración permanente con todos sus grupos de interés.

Médicos del Mundo

Médicos del Mundo es una organización de voluntariado socio-sanitaria que promueve el desarrollo humano mediante la defensa del derecho fundamental a la salud y una vida digna para todas las personas.

Médicos del Mundo tiene, como finalidades fundamentales, actuar en el ámbito de la salud con las poblaciones en situaciones de pobreza y exclusión social, y en situaciones de crisis humanitarias; atender a toda persona en situación de sufrimiento físico o moral por violación de sus derechos humanos; realizar acciones de sensibilización como medio para el cambio social y superar las desigualdades y la injusticia; así como denunciar las causas que las ocasionan y contribuir a implantar una cultura de solidaridad, justicia y paz.