A la caza del portero nazi

Evald Mikson, internacional con Estonia, se refugió en Islandia para ocultar sus atrocidades A principios de 1992 sonó el teléfono en la casa de Edvald Hinriksson, en Reyjavik. Contestó en islandés, una lengua que después de casi medio siglo rodeado del Atlántico dominaba a la perfección. Le respondieron en estonio y preguntaron por Evald Mikson, su nombre real. Las alarmas se encendieron, pero su cara se iluminó al oír que la llamada era para invitarle a una reunión en Estonia de unidades policiales de los años 30 y 40. Respondió entusiasmado

etiquetas: caza, portero, nazi, evald mikson, internacional, estonia

» noticia original (www.marca.com)


Mas información sobre en A la caza del portero nazi