¿Por qué parecemos maleducados al hablar en otra lengua?

El peculiar castellano de algunos clientes no impide a mi panadera, una joven ecuatoriana, dar curso a los pedidos. Recuerdo, sin embargo, una ocasión singular. Una mujer de apariencia eslava se acercó al mostrador y, antes de que pudiera pronunciar palabra, recibió este saludo: “A usted no la atiendo, que es una maleducada”. “¿Yo?”, se sorprendió la clienta, confirmando su procedencia con el acento. “Es que siempre me quiere mandar y me trata como a su criada”, explicó la dependienta.

etiquetas: idiomas, cultura, educación

» noticia original (theconversation.com)


Mas información sobre en ¿Por qué parecemos maleducados al hablar en otra lengua?