"Es una vergüenza democrática": los familiares lamentan el posible cierre de la investigación de los geriátricos

En la residencia Bertran Oriola, en el barrio de la Barceloneta, el reguero de muertes empezaron el 6 de abril de 2020. A finales de mayo se contaban 42 fallecimientos de residentes. Una de ellas, la madre de Enriqueta López. “Mi madre murió porque se atragantó con la comida: otros murieron llagados”.

etiquetas: vergüenza democrática, familiares, cierre investigación

» noticia original (www.elperiodico.com)


Mas información sobre en “Es una vergüenza democrática”: los familiares lamentan el posible cierre de la investigación de los geriátricos