Cristóbal Colón y Pedro Madruga. No puede ser, y además es imposible

A sugerencia de mi amigo PasaPollo, voy a comentar por qué no tiene sentido argumentar que Cristóbal Colón fuera en realidad una identidad falsa asumida por Pedro Álvarez de Sotomayor, conde de Caminha, más conocido por su apodo de Pedro Madruga.

El argumento que se ha utilizado para pretender que Pedro Madruga adoptase una falsa identidad es similar en esencia al que se ha propuesto por parte del INH sobre la identificación de Joan Colom con Cristóbal Colón: el personaje de marras habría estado en guerra contra los reyes, así que decide cambiar de identidad para evitar la persecución que eso le podía acarrear. En ambos casos, Colom y Madruga, tenemos que una vez concluida las guerras volvieron a gozar de poder y riqueza: Joan Colom hasta fue portavoz del rey al que le había hecho la guerra, y a Pedro Madruga se le restituyeron sus feudos y rentas.

Veamos los documentos relativos a don Pedro:

Archivo General de Simancas, Registro General del Sello, LEG,148003,53. Perdón general para el dicho conde de Camiña, D. Pedro [Álvarez] de Sotomayor, e para los suyos, por razón de lo capitulado con el Rey de Portugal’

AGS, RGS,LEG,148003,342. Que le acudan de aquí adelante [a D. Pedro Álvarez de Sotomayor, conde de Camiña] con 125.000 maravedís que tiene sytuados por privilegios en çiertos logares [de Galicia] de que le mandan restituyr por razón de lo capitulado con el Rey de Portogal’. Hay una nota de haberse registrado otra carta de la misma fecha revocando las mercedes que de los bienes del dicho conde se hubiesen hecho a cualesquier personas

AGS, RGS,LEG,148003,343. Restitución al conde de Camiña de la tierra de Morrazo. Al arzobispo de Santiago que, cumpliendo lo capitulado por SS. AA. con el Rey de Portugal, devuelva al conde de Camiña la tierra de Morrazo y feligresías anejas, todo junto a Pontevedra, que tiene en su poder.

AGS, RGS,LEG,148404,19. Restituyendo a D. Pedro Álvarez de Sotomayor, conde de Camiña, en la posesión de los lugares de Cambados y Noguera y en otros bienes, en virtud de lo capitulado con el Rey de Portugal

Como se puede ver a partir de los documentos, Pedro Madruga gozaba de una buena posición después de la paz acordada entre los Reyes Católicos y el Rey de Portugal. Pedro de Sotomayor recuperó sus feudos y distintas rentas situadas en el sur de Galicia, que es donde era uno de los señores principales, a la par de los Sarmiento señores de Ribadavia, duros enemigos de los Sotomayor.

En 1486, Pedro Madruga se dirige a ver al duque de Alba, viejo amigo y protector, a su villa ducal. El I duque había sido uno de los principales artífices de la pacificación entre las casas de Sotomayor, Sarmiento, y Pimentel, apoyando a los Sotomayor gracias a su influencia en la Corte. Estando en la villa del Tormes, la muerte alcanzó al noble gallego, sin que esté claro cómo. A este respecto no puede ser más gallego el cronista Vasco de Aponte (o Vasco da Ponte), que dice que ni sí, ni no, ni todo lo contrario. Cito:

unos dixeron que el conde muriera allí de dos carbúnculos, otros dixeron que el alcalde Proiaño entrara en el monasterio con sus porquerones y que le echara un garrote en el pescuezo; unos dicen que fue de una manera y otros dicen que fue de otra, quizá fue de entrambas maneras

Lo que sí está claro es que a partir de 1486 Pedro Álvarez de Sotomayor aparece siempre mencionado en los documentos como «difunto». Un ejemplo lo tenemos en esta incitativa de 1488 al gobernador y alcaldes de Galicia para que determinen sobre qué bienes embargar de los que habían sido de Pedrálvarez de Sotomayor, conde de Camiña, ya difunto.

No es el único caso ni mucho menos. En el propio año de 1486 ya figuraba Álvaro de Sotomayor actuando por asuntos que habían tocado a su padre, de lo que se puede suponer que a fecha de 20 de agosto de ese año ya estaría muerto y enterrado el señor conde. En caso contrario, la condena pecuniaria pendiente habría sido tratada contra el propio Pedro en vez de exigírsele resarcimiento a Álvaro.

En 1489, por ejemplo, Álvaro figura ya como conde de Camiña con todas las de la ley. Aquí tenemos un curioso documento de ese año, que es una comisión al obispo de Tuy, a petición de don Álvaro de Sotomayor, conde de Camiña, para que determine acerca de la vida y costumbres de la abadesa del monasterio de San Salvador de Albeos, sito cerca de la casa de Sotomayor y de la de Fornelos

El documento más claro de todos, sin embargo, es el testamento de don Álvaro de Sotomayor, conde de Camiña, donde establece una cierta provisión sobre los restos de su padre: los huesos de mis padres (…) los traigan y entierren dentro de la capilla que el S. Obispo D. Juan fizo en la Iglesia Catedral de Tuy

La documentación es abundantemente clara: Pedro Madruga estaba en buena posición, sin problemas destacables, y no tenía razón alguna para cambiar de identidad. A partir de 1486, vemos que empieza a constar como difunto, y en 1492 su hijo ordena que se trasladen sus huesos a una de las capillas de la catedral de Tuy.

etiquetas: artículo

» noticia original ()


Mas información sobre en Cristóbal Colón y Pedro Madruga. No puede ser, y además es imposible