El DS de 1955, el coche al que le puedes cambiar la rueda sin usar un gato

El presentador Jay Leno es, además de un conocido humorista en la televisión de EE UU, un auténtico apasionado de los coches. De los buenos coches. Actualmente tiene un programa semanal en YouTube (Jay Leno’s Garage) en el que repasa algunos de los coches más míticos de la historia de la automoción, suyos —su colección suma alrededor de un centenar de vehículos— o de otros.

En este episodio dedicado al  DS, modelo de 1971 de su colección particular, Jay Leno no escatima elogios para este particular sedán que hace honor de igual manera a adjetivos como “extraño” y “hermoso”. Tal y como cuentan en AutoBlog, el DS «tal vez no encaje en la definición típica de belleza, pero merece y tiene el respeto de los aficionados a los coches, además de su admiración y agradecimiento».

El  DS —apodado en España como ‘ Citroën Tiburón’— se fabricó durante 20 años, entre 1955 y 1975 y tiene el mérito de que, todavía hoy, es un vehículo avanzado a su tiempo, tanto estética como técnicamente. Para Jay Leno, sigue siendo uno de los vehículos más cómodos y sofisticados en lo que a confort y seguridad se refiere. A pesar de que este año el DS cumple 60 años.

La suspensión neumática del DS contribuye al nivel de comodidad en carretera. Pero además en el DS el techo no es de acero sino de fibra de carbono, que es mucho más ligero. De este modo se baja el centro de gravedad del vehículo, lo que mejora el manejo, la estabilidad y seguridad y reduce el balanceo de la carrocería, mejorando el confort.

También el DS incorpora soluciones técnicas ingeniosas y funcionales que aún hoy no son nada habituales, caso de los faros delanteros conectados con la dirección de tal modo que el haz de luz se mueve al girar el volante, mejorando la visibilidad por la noche en giros y curvas.

En el vídeo Jay Leno explica cómo se puede cambiar un neumático del Citroën DS simplemente ayudado por la suspensión neumática, sin necesidad de levantar el coche con un gato. Jay Leno considera que el DS merece el título de Coche del Siglo XX y argumentos no le faltan. De hecho, el DS es considerado el vehículo más bello de la historia y uno de los Automóviles del Siglo XX.