Bertrand Russell elogia la ociosidad y la jornada laboral de cuatro horas

Quiero decir, con toda seriedad, que la fe en las virtudes del trabajo está haciendo mucho daño en el mundo moderno y que el camino hacia la felicidad y la prosperidad pasa por una reducción organizada de aquél. Ante todo, ¿qué es el trabajo? Hay dos clases de trabajo; la primera: modificar la disposición de la materia en, o cerca de, la superficie de la tierra, en relación con otra materia dada; la segunda: mandar a otros que lo hagan. La primera clase de trabajo es desagradable y está mal pagada; la segunda es agradable y muy bien pagada.

etiquetas: bertrand russell, ocio, jornada laboral, trabajo

» noticia original (culturainquieta.com)


Mas información sobre en Bertrand Russell elogia la ociosidad y la jornada laboral de cuatro horas