Osel, el niño lama que dejó de creer: "Soy una persona normal que ha vivido una historia extraordinaria"

«Con 18 años abandoné la creencia. Lo dejé todo. Renuncié a mis votos. Ya no soy practicante ni profeso ninguna fe. Mentalmente me considero una persona muy abierta: me gustan todas las religiones y todas las fes, pero lo que considero más importante es mantener el corazón cálido y cuidar de la mejor manera posible al prójimo». De los años que vivió en el monasterio, Osel Hita dice que se queda con el amor y la filosofía vital que le enseñaron. «Todos estos valores: la paciencia, la humildad, la empatía, el amor… los aprendí de mi maestro.

etiquetas: osel, niño lama, persona normal

» noticia original (www.elnacional.cat)


Mas información sobre en Osel, el niño lama que dejó de creer: «Soy una persona normal que ha vivido una historia extraordinaria»