Redkom: "Optimizar los recursos informáticos de las empresas es ahorrar costes"

Hace relativamente poco tiempo los ordenadores no se utilizaban en las tareas burocráticas o de oficina de las empresas, pero esto no impidió que se comenzaran a implementar para sacar todo el jugo que la tecnología ofrece. La tecnología, desde sus inicios, ha ayudado y sigue ayudando al ser humano a aumentar su productividad y rendimiento, a ser más competitivos y eficientes y, sobre todo, a dar un servicio a los clientes mucho más cuidadoso y óptimo. Por lo tanto, es fundamental mantener la empresa al ritmo de las nuevas tecnologías e implementarlas siempre que haya una oportunidad de mejora.

Esto es lo que Redkom intenta explicar a las empresas a la hora de ofrecer sus servicios de mantenimiento, reparación, actualización y optimización informática. Esta empresa, con muchos años de experiencia, además de recomendar mantener los equipos a la última, también explica las grandes ventajas que se pueden obtener gracias a ello. «Con una tecnología más actualizada es posible dar un servicio al cliente mucho mejor, lo cual puede posicionar a las empresas en un rango distintivo. Cuidar al cliente es una manera de diferenciarse y siempre que mantenemos la tecnología de la empresa actualizada, podremos ser más rápidos y eficientes a la hora de dar un servicio», explica Redkom.

Aunque parezca que contratar tecnologías mejores es un gasto extra para la empresa, según Redkom, hay que tener en cuenta que la tecnología ayuda a minimizar costes. Esto se debe a que, cuando un trabajador lleva a cabo sus tareas con un software antiguo y obsoleto y hace uso de una tecnología lenta y poco eficiente, perderá mucho tiempo de su trabajo. Y el tiempo es dinero en este caso. Por lo tanto, mantener una tecnología avanzada y actual, es una manera de ahorrar costes.

Otro ejemplo es cuando se intenta localizar un documento en archivadores y archivadores de una biblioteca física. Si todos los documentos están digitalizados correctamente, la búsqueda es mucho más sencilla y rápida. La tecnología juega, en este caso, un papel determinante. Además, no es lo mismo contar con un almacenamiento de datos lento o insuficiente que con un software de gestión de documentos actualizado y que funciona con rapidez. Mejorar la potencia informática y disponer de un servidor potente es un paso fundamental para aligerar la carga de trabajo y fomentar que las tareas se completen de forma más rápida.


Mas información sobre en Redkom: «Optimizar los recursos informáticos de las empresas es ahorrar costes»