Tips para crear una web segura para el usuario y cómo evitar estafas en la compra online

Llega una época de compras muy intensa. Desde los regalos de navidad, las rebajas en enero y otros pagos que se acumulan en estas fechas, el gasto medio de los consumidores en el último y primer mes del año siempre crece, pero este año más. Debido a la inflación y el aumento de precios, muchos consumidores aprovecharán las rebajas y otros descuentos para hacer sus compras en las próximas semanas. Para ello es fundamental no olvidar la importancia de un consumo sostenible y seguro para tramitar compras online, así como la necesidad de crear un sitio web de empresa que ofrezca confianza al consumidor para convertirse en un negocio online fiable al que la gente quiera acudir para hacer sus compras.

Además, los ciberataques son cada vez más frecuentes, y para evitarlos y poder hacer que los usuarios puedan disfrutar de una compra segura por internet, será esencial contar con profesionales web en las empresas. Estos perfiles gestionarán los derechos de acceso a los archivos en la red o en la nube, asegurándose de que se utilizan servidores seguros y con la protección necesaria. Pero no todo está en manos de las empresas, los consumidores que cada vez realizan más compras online también deben andar con cuidado puesto que estas se pueden convertir en algo adictivo, peligroso y dañino para el bolsillo. Uno de los problemas más prominentes que los usuarios se pueden encontrar al comprar online es el phishing, la suplantación de identidad de un servicio que puede resultar en el robo de datos personales o información bancaria.

Por todos estos motivos, expertos de The Valley ofrecen algunos consejos para desarrollar plataformas que permitan a los usuarios de sitios web realizar compras por internet seguras y además ofrecen otras recomendaciones para que los consumidores hagan transacciones online sin que sus datos y bolsillo se vean comprometidos:

  • Crear un URL amigable.

Para dificultar en posible ataque a la base de datos de la empresa por un hacker, la creación de una URL que sea amigable y coherente con el sitio web hará que un pirata informático tenga más complicado recibir información. Además, una URL amigable también puede ayudar al sitio web a aparecer posicionado en resultados de búsqueda en una posición mucho más alta, lo que ayudará a atraer tráfico.

  • Asegurar a los usuarios una compra libre de estafas

Obtener un certificado SSL que permita cifrar las conexiones entre usuarios y el servidor web es algo esencial al desarrollar un sitio web donde se produzca compraventa de productos de cualquier tipo para asegurar una compra segura al consumidor. Este protocolo de criptografía evitará potenciales ataques cibernéticos y ofrecerá más confianza a los usuarios a la hora de realizar la compra puesto que añadirá una «s» al «https».

Además de esto, uno de los factores que una persona puede tener en consideración al plantearse una compra online es una forma de pago fiable, por este motivo, implementar la posibilidad de pago mediante plataformas fiables como PayPal también ayudará a ofrecer al consumidor una compra más segura en el sitio web

  • Estar en alerta para no caer en estafas como el phishing

Para realizar una compra online segura es imprescindible estar ojo avizor a posibles estafas que pueden ocurrir en la red. Uno de los pasos más simples para evitar esto es tener instalado un antivirus para que detecte posibles virus que puedan recopilar información personal. También es conveniente usar una conexión segura y cerciorarse de que el sitio web es seguro antes de realizar el pago. Revisar la información de la página donde se está realizando la compra es también esencial, así como no dejarse llevar por algo que es demasiado bueno para ser verdad ya que probablemente sea un sitio web fraudulento. Si hay alguna duda sobre la fiabilidad de una tienda online, lo más seguro es dejar de navegar en ella.

  • Obtención de descuentos mediante registro a aplicaciones

Muchas veces tiendas online ofrecen códigos de descuento o envíos gratuitos una vez el usuario se registra en su aplicación o newsletter. Hacer esto ayudará a encontrar un precio más bajo en los artículos que se necesiten, algo que en los momentos de crisis e inflación como los actuales puede venir muy bien a aquellos que no quieran sobrepasar su presupuesto. Otra opción que puede aliviar a los compradores son las extensiones de navegador fiables y acreditadas que encuentran cupones o descuentos de promoción en algunos sitios web y que son aplicados en el momento de pagar. De esta forma, no es necesario buscar o aplicar código manualmente algo que ahorrará tiempo, sin embargo, sigue siendo esencial verificar que estas extensiones sean seguras.

  • Utilizar páginas de comparación de precios y navegación privada

A la hora de realizar una búsqueda es aconsejable utilizar páginas de comparación de precios ya que se puede encontrar dónde comprar el producto o servicio deseado por un precio más bajo. Sin embargo, aunque estas webs muchas veces ofrecen la opción de comprar, es mejor utilizarlas solo para comparar precios y entrar en la web donde redirige en otro buscador, sin pinchar en los enlaces del comparador. De esta manera, es más fácil asegurarse de no caer en un enlace falso. Por otro lado, hay ciertas páginas que detectan qué deseas comprar a través de las últimas búsquedas y sube su precio, por eso, para compras por ejemplo de billetes de avión, es recomendable utilizar la navegación privada del buscador.


Mas información sobre en Tips para crear una web segura para el usuario y cómo evitar estafas en la compra online