«Tranquilos, no hagáis caso a vuestros padres»

Un domingo cualquiera por la mañana, durante un partido de fútbol que juegan unos críos. Un padre que anima a su hijo, grita al árbitro y hace comentarios sobre el equipo rival para que le oigan. Una caída, un gol, una falta que no ha existido. El padre reclama, porque el que está en el suelo es su hijo. El crío llora. El padre grita. ¡No llores! ¡Levanta! ¡Árbitro, falta! ¡Levanta! El crío sigue llorando. ¡Arriba! El árbitro levanta al crío y reúne al equipo que ha recibido el gol. «Tranquilos», les dice, «no hagáis caso a vuestros padres»

etiquetas: tranquilos, no hagáis caso, vuestros padres

» noticia original (diariodeuninterino.wordpress.com)


Mas información sobre en «Tranquilos, no hagáis caso a vuestros padres»