"El hombre ha perdido la capacidad de desobedecer", por el filósofo y psicoanalista Erich Fromm

Si un hombre solo puede obedecer y no desobedecer, es un esclavo; si solo puede desobedecer y no obedecer, es un rebelde (no un revolucionario); actúa por cólera, despecho, resentimiento, pero no en nombre de una convicción o de un principio. Sin embargo, para prevenir una confusión entre términos, debemos establecer una importante diferencia. La obediencia a una persona, institución o poder (obediencia heterónoma) es sometimiento

etiquetas: erich fromm, hombre, perdido, capacidad, desobedecer

» noticia original (culturainquieta.com)


Mas información sobre en «El hombre ha perdido la capacidad de desobedecer», por el filósofo y psicoanalista Erich Fromm