Los tocados y sombreros se ponen de nuevo de moda

En los últimos años hemos visto como se han ido haciendo habituales los tocados para ocasiones como bodas, bautizos, comuniones, aniversarios y demás celebraciones, pero estos complementos estaban limitados a los integrantes de un estatus social alto. Hoy en día se ha popularizado por lo que cualquier persona, independientemente de su clase social y económica lo puede usar prácticamente a diario.

Al igual que la moda vintage el sombrero y el tocado han vuelto con fuerza y se están convirtiendo en un complemento indispensable para las novias, sus madrinas e invitadas. En el caso de las novias, el tocado está destronando al tradicional velo.

La vuelta del estilo romántico en los vestidos y peinados de novias ha impulsado este movimiento. Otros complementos relacionados con los tocados y que también vuelven a nuestras calles son los bordados, peinetas, los velos tipo Birdcage, los dorados, los plateados y sobretodo las coronas de flores de porcelana hechas a mano, las flores preservadas, de tela o naturales. Hoy la tendencia de recuperar el vestido de la abuela, tía o madre para adaptarlo y llevarlo el día de tu boda es una de las grandes claves para ser especial y original.  

“El tocado da personalidad, elegancia, atractivo y misterio a la mujer, con un vestido sencillo y con el complemento adecuado, puedes ser la más admirada de toda la fiesta” comenta Joana María Romero diseñadora de Tocados ArtJoana.

Por último, y como ha pasado en muchos otros sectores, en unas ocasiones por el efecto de la crisis y en otras por la globalización es la democratización de un producto que antes era solo para los bolsillos más pudientes. No es necesario buscar mucho para encontrar verdaderas preciosidades a precios asequibles. Hemos encontrado con suma facilidad pamelas desde 49€ y tocados desde 29€, incluso fabulosos sombreros de fieltro dentro del mismo orden de precios, todos ellos hechos a mano.