El desahucio: un procedimiento ágil y sencillo si sabes cómo ejecutarlo

El desahucio: un procedimiento ágil y sencillo si sabes cómo ejecutarlo
El desahucio: un procedimiento ágil y sencillo si sabes cómo ejecutarlo

El desahucio: un procedimiento ágil y sencillo si sabes cómo ejecutarlo

Si desea más información y un asesoramiento pormenorizado sobre su caso, no dude en contactarnos.

La actual coyuntura económica ha provocado que, desde hace algunos años, el término ‘desahucio’ protagonice titulares de prensa y noticias televisivas. Asimismo, el término está asociado a una práctica abusiva perpetrada por aquellos que más tienen. Ello se debe a que cuando un desahucio aparece en los medios, el agente encargado de promoverlo es, en la mayoría de ocasiones, una entidad bancaria. Estos desalojos mediáticos se producen debido a ejecuciones hipotecarias, que aunque son abundantes en la actualidad, son solo una mínima parte de las muchas otras causas que puede haber detrás de un desahucio.

Si usted es el propietario de un inmueble que tiene en alquiler y su inquilino lleva tiempo sin pagarle, ¿qué debe hacer? En primer lugar, actuar lo antes posible. Para ello, será necesario que se deje asesorar por profesionales que se dediquen específicamente a esta clase de desahucios.
Etapas del procedimiento de desahucio

El procedimiento de desahucio por falta de pago no tiene por qué dilatarse eternamente ni por qué resultar costoso en términos económicos. Asimismo, tampoco tiene por qué generar mayor disgusto que el que usted, como inquilino, ya acarrea debido a la imposibilidad o a la falta de voluntad de su inquilino para cumplir con el contrato de arrendamiento. Las fases que enunciamos a continuación de manera resumida constituyen el desarrollo de este procedimiento.
1. Demanda por desahucio

Es el primer escrito oficial. Con él, arrancamos el procedimiento. Es muy aconsejable que sea un abogado especializado quien la redacte, que además deberá firmarla junto con un Procurador. El lugar de entrega (un tribunal) dependerá de la localidad donde esté emplazada la vivienda en cuestión. A su vez, esta fase consta de varios puntos:

Los hechos, donde se explican con detalle los pormenores de la demanda, atendiendo al contrato y a las irregularidades cometidas por el inquilino.

Fundamentos de derecho, concernientes a los artículos del Código Civil en los que está basada la demanda de desahucio por impago, en concreto aquellos pertenecientes a la Ley de Arrendamientos Urbanos y de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Suplico, es decir, la petición formal que realizamos al juzgado para que condene al inquilino.
2. Vista del juicio

Una vez ha sido presentada la demanda ante el tribunal, el juez será el encargado de emitir la notificación de la misma al inquilino (que la recibirá en el plazo máximo de un mes desde la apertura del caso). En esta notificación, el inquilino será informado de la fecha en la que será desahuciado. El juicio solo tendrá lugar en caso de que el inquilino se oponga a la demanda.
3. Sentencia

Una vez celebrado el juicio, el juez dictará sentencia. Si queda probado el impago de las rentas, tal y como se proponía en la demanda, el juez condena al inquilino al obligado pago de las mismas, así como al desalojo de la vivienda. Asimismo, es probable que el inquilino deba pagar también los costes del proceso judicial.
4. Lanzamiento

El lanzamiento es el momento en el que, tal y como ha indicado el juez en su sentencia, el inquilino es desalojado de la vivienda. Para llevar a cabo este trámite, acudirán al inmueble una comisión judicial y dos agentes de policía, además de, normalmente, un procurador. Si el arrendador y denunciante lo desea, la comisión judicial levantará acta del estado del inmueble. En caso de que el inquilino entregue las llaves antes de la fecha de lanzamiento, esta última fase quedará suspendida.

Si desea más información y un asesoramiento pormenorizado sobre su caso, no dude en contactarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *