'Villaviciosa hermosa', nuevo libro de Carlos Ortíz de Zárate

En Villaviciosa hermosa (editorial Falsaria), Carlos Ortíz de Zárate recorre el camino del esperpento a la manera de Valle-Inclán como forma de contar la realidad. Y en este sentido, dicen (los que saben) que en la literatura cabe todo y la experiencia narrativa de Villaviciosa hermosa no le quita razón: mediante, como dijimos, el esperpento, Carlos Ortíz de Zárate es capaz de contar la historia de un mafioso que impregna el feudo de El Gaitero de Chanel y de Champagne mediante una trama rocambolesca en la cual, en realidad, como dice el propio autor «Aquí lo único que pasa es que todos nos dejamos comprar y hay tráfico de dinero negro. Oiga usted ¿Y no está pasando algo de eso en la actualidad?».

Naturalmente, el experimento funciona con éxito: al igual que Valle-Inclán, Ortíz de Zárate se propone describir las taras de nuestras respectivas actualidades mediante del «teatro del absurdo», acaso porque divierte de un modo reflexivo y logra una profundidad que, por distintas razones, el existencialismo, el naturalismo o la simple trama de ficción clásica no permiten (muchas veces atareadas en problemas estéticos y estructurales). Y, porque no, desayunar la desgarradora realidad mediante el humor hace que su lectura sea menos indigesta.

Dicho esto, y más allá de la técnica, Villaviciosa hermosa es un espejo a escala de lo que está pasando en España, donde se reproducen, con maestría y estilo, las complejidades sociales de un país ciertamente con aires de náufrago, acaso porque todos (triste epitome de nuestra realidad), o casi todos (aunque el autor no estaría de acuerdo con el «casi»), tenemos precio y los atributos morales son una moneda de cambio al servicio del absurdo.

Lo dicho, es altamente gratificante que la Editorial Falsaria apueste por este tipo de trabajos, que a la vez de corto es sublime y un tributo al esperpento. No es, empero, una apuesta arriesgada: Carlos Ortiz de Zárate es un experimentado escritor (sus antiguos trabajos, El principado de la Fortuna y Cowboy Brooklyn, así lo acreditan), activista social y ensayista capaz de garantizar calidad y talento en cada uno de sus trabajos.