Diez consejos para apadrinar un niño

Barcelona, 21 de abril de 2015. Apadrinar un niño en situación de riesgo de exclusión social es, ante todo, un gesto generoso y solidario pero es mucho más. “Apadrinar un niño es una forma de garantizar su presente y su futuro, de asegurar que tendrá más y mejores oportunidades para alcanzar sus sueños como persona llevando a cabo un trabajo digno en su país”.

Con estas palabras Claudio Lavanchy, director general de Comparte.org, presenta el decálogo de la ONG que recuerda los puntos más importantes a tener en cuenta antes de decidirse a apadrinar un niño en cualquiera de los cinco continentes. Los consejos a tener en cuenta antes de apadrinar un niño son los siguientes:

 

1. El compromiso

No lo hagas si no te puedes comprometer con la organización al menos durante un año. Tu compromiso aquí tendrá mucho valor en el país de destino pero las acciones necesitan tiempo. Si das el paso, apadrina a un niño o una niña al menos durante un año.

2. ¿Qué alcance tiene tu gesto solidario?

Un estudio publicado en el Journal of Political Economy de la Universidad de Chicago demuestra que el alcance es inmenso. Los recursos que destinan las ONG’ s a regiones del mundo desfavorecidas tienen un factor multiplicador de más de dos dígitos. El gesto de tu compromiso consigue mucho. Tus 16€ mensuales suponen más de 160€ cada mes, allí donde van.

3. Piensa en la comunidad

Apadrinar a un niño es en muchas ocasiones sinónimo de ayudar a toda su comunidad. Recuerda que el dinero se invierte no sólo en el niño sino en las personas que conviven con él. En educadores, en médicos, en servicios sociales y mucho más. Apadrinar un niño significa brindar apoyo a sus hermanos,  a sus compañeros de clase y en general a su entorno social.

4. ¿Qué cantidad doy?

No es una cuestión de cantidad. Da lo que puedas o lo que quieras. No se trata de donar 10, 20 o 30 euros al mes sin más. Tu acción generosa por pequeña que sea tiene ya mucho valor: gracias a ella, facilitas el acceso a la educación de los niños y niñas, mejoras su alimentación, su acceso a una vivienda digna y una mejor atención sanitaria.

5. Reciprocidad afectiva

Un niño apadrinado tiene ilusión por su padrino: sabrá quién eres y deseará conocerte. Él deposita en ti la ilusión de su futuro, está abierto a crear un vínculo afectivo y podrás saber de él con facilidad. La mayoría de ONG’ s serias tienen establecidos diversos canales de comunicación de manera que el padrino sabe en todo momento -y desde una perspectiva global- el beneficio de su aportación en el país de destino.

6. Auditoria

La solidaridad es un sentimiento intenso, un valor que la ONG debe corresponder con transparencia y responsabilidad. Pide a tu ONG un informe de Auditoria y un resumen de las cuentas anuales para tener la garantía y tranquilidad de que tu dinero llega a su fin solidario. Haz que te expliquen con detalle como es el país en el que vive el niño, la realidad de su presente y las iniciativas locales a las que se destina tu aportación.

7. ¿Puedo viajar al país en el que opera la ONG?

La mayoría de ONG’ s facilitan que sus padrinos puedan viajar a los países en los que operan. Es una experiencia única para saber cómo se invierte el dinero y conocer in situ a qué problemas se enfrentan estas organizaciones en su hábitat local. Tal vez ha llegado la hora de hacer algo diferente en las próximas vacaciones y te puedes plantear un verano solidario. ¿Verdad?

8. Reflexiona tu motivación

Dona lo que tienes, no lo que te sobra. Por menos de un euro al día puedes apadrinar a un niño (poco más que un café). Piensa que en nuestro mundo gastamos mucho más en cosas que muchas veces no necesitamos.

9. Desgrava

En otras palabras, apadrinar un niño también supone una ventaja fiscal. La ONG te enviará un justificante de tu donación para que puedas desgravarte un 50% del donativo en la próxima declaración de la Renta.

10. Confía en Comparte.org

Puestos a recomendarte una ONG te invitamos a que visites la página web de Comparte.org. En este enlace y con unos pasos sencillos harás más fácil la vida de un niño en América Latina. Habrás invertido en su futuro desde la infancia.

Comparte.org

Gracias al apadrinamiento, miles de personas mejoran el presente y el futuro de niños y niñas en todo el mundo. La Fundación Comparte es una ONG que nació en 1998 para mejorar las condiciones de vida de niños y niñas. Comparte.org ha defendido desde hace 17 años los derechos de casi 15.000 niños a través de una educación de calidad y destina más del 80% de las donaciones que recibe a proyectos de cooperación al desarrollo en comunidades de América Latina.

Para alcanzar este fin, la ONG da su apoyo a comunidades y entidades locales que trabajan en las áreas de educación, cultura, salud y bienestar. Comparte.org hace un seguimiento de los niños hasta que pueden valerse por sí mismos.

El objetivo de Comparte.org es mejorar la calidad de vida de las comunidades que apoya, disminuir los ratios de abandono escolar entre los niños y niñas más vulnerables y dar fuerza al liderazgo comunitario. Comparte.org trabaja para que la Cultura de Paz, la Justicia y No-Violencia sea el hilo de convivencia de las comunidades en las que actúa.

 

Estudio de la Universidad de Chicago

El estudio investigó sobre 10.144 niños en Bolivia, Guatemala, India, Kenia, Filipinas y Uganda que fueron apadrinados hace una década y arrojó datos muy positivos. Con al apadrinamiento aumentó la asistencia escolar y la autoestima de los niños. La probabilidad de finalizar la escuela secundaria pasó de un 27% a un 40% y de alcanzar estudios universitarios de un 50% a un 80%. De adultos, todos los niños apadrinados lograron obtener un mejor puesto de trabajo.

 

 

 

Para más información

Claudio Lavanchy

Director general de Comparte.org

claudio@comparte.org

+34 93 302 62 27

 

Josep Salvat

Prensa

josepsalvat.s@gmail.com

+34 606 384 004