Cierran una playa francesa por culpa de un delfín que intentaba tener sexo con los bañistas

Landévennec es un encantador pueblecito en la bretaña francesa. Su playa cuenta con un habitante muy particular, un delfín al que los lugareños llaman Zafar. Hasta ahora, Zafar era amistoso con los bañistas, pero algo ha cambiado. El delfín se ha puesto muy cariñoso. Tanto que han tenido que cerrar la playa.

etiquetas: delfín, sexo

» noticia original (es.gizmodo.com)


Mas información sobre en Cierran una playa francesa por culpa de un delfín que intentaba tener sexo con los bañistas