Los primeros pasos del waterpolo en Valladolid

“Mis dos hijos jugaban a waterpolo en Canarias y cuando llegamos a Valladolid fue duro ver que no podían seguir practicando su deporte favorito, así que me puse en contacto con otra gente e intentamos montar un equipo”, nos comenta José Ángel Renero, uno de los impulsores del proyecto. El proyecto se inició el pasado mes de agosto de 2014: “Nos pusimos en contacto con la Federación para iniciar los trámites de fundación de un nuevo club. Al principio solo estaban mis dos hijos, de 14 y 17 años, como integrantes del equipo, así que empezamos a colgar carteles y a movernos por las redes sociales. Bastante gente se mostró interesada y en octubre contábamos ya con un grupo de 15 jugadores, aunque nos faltaban las instalaciones”.

 

Ese es el aspecto que sin duda está llevando más complicaciones: “En Valladolid hay un montón de piscinas cubiertas, pero nos hemos encontrado con un problema un poco surrealista y que nos está impidiendo entrenar con normalidad. En la ciudad hay una normativa que prohíbe usar balones dentro de las piscinas. Es por eso que únicamente hemos podido realizar un entrenamiento con balón y el resto han tenido que ser sin él. Estamos intentando hablar con el Ayuntamiento y cambiar ese punto, pero de momento está en punto muerto”, asegura Renero.

 

El CW Zamora y el Castellae burgalés son los dos únicos equipos, junto con el CW Pucela, que hay ahora mismo en Castilla y León. “Este fin de semana jugaremos nuestro primer torneo federado. Hasta ahora hemos jugado partidos amistosos, pero este paso nos hace especial ilusión porque participarán equipos del País Vasco, de Logroño, de Oviedo, etc. A pesar de no poder entrenar con balón, vamos con mucho ánimo. Tenemos un equipo con edades comprendidas entre los 14 y los 35 años. Hay dos chicas en el equipo y creo que tiene mucho mérito ser gente en las condiciones que estamos”.

“El objetivo, además de solucionar el tema de las instalaciones, es hablar con la federación y poder competir en un campeonato regular y federado. Incluso hemos pensado en proponer a la Federación Madrileña participar en sus competiciones”, añade Renero, que lleva más el tema de dirección, mientras que Diego López es quien se encarga de la dirección deportiva.

 

Otra muestra más de la evolución pasito a pasito del waterpolo en nuestro país y un indicativo claro de que la ilusión y el afán por lograr los objetivos pueden con las barreras que puedan ir surgiendo. Aunque, eso sí, el apoyo de las instituciones no deja de ser muy necesario.

Sergi Capdevila (Comunicación RFEN).

 

 

ImprimirEnviar Noticia     Comparte la noticia: