Una buena forma de extender la vida de la Wii U

Los últimos resultados financieros de Nintendo confirman lo que se temía: la Wii U no continua. Y a pesar de que Nintendo jura que la producción de esta consola continuará por un buen rato, la realidad es que ahora se está a la espera de la Nintendo Switch y su detalles, además de la Mini NES apunta a ser un éxito en ventas, así que no se cree que Nintendo esté pensando mucho en la Wii U.

Con esto en mente, ha llegado el momento de buscarle una nueva utilidad a la Wii U, y por fortuna ya tenemos al candidato perfecto. Se hace llamar banjokazooie y ha creado una de las modificaciones más ingeniosas que se hayan visto, ya que toma el mando de la consola y lo convierte en una consola portátil con emulador.

Raspberry Pi 3 + RetroPi + Wii U
Era un movimiento obvio, el mando de la Wii U tiene todo para ser una consola portátil, así que banjokazooie se fijó ese objetivo y puso manos a la obra. Mención aparte merece el hecho de que se trata del mando de la edición especial de Zelda, pero bueno, nosotros podemos hacerlo con el mando normal.

Este trabajo no fue nada sencillo, ya que requirió montar nuevos componentes y hacer que se ajustaran de forma perfecta al mando, ya que el objetivo era no modificar su aspecto exterior, por lo que se apoyó de varias herramientas entre ellas una placa Teensy 2.0 para las conexiones, pero lo más complicado fue crear la PCB, la cual tuvo que ser a la medida y en la que invirtió la mayor parte del tiempo.

Respecto al resto de los componentes, se encuentra con una Raspberry Pi 3 con RetroPi para las funciones de emulador, puerto HDMI por si se desea conectarlo a una pantalla, jack 3,5 mm para audífonos, ranura para microSD, y un par de baterías recargables de 3.500 mAh cada una, lo que ofrece una autonomía de apenas tres horas.

La noticia Una buena forma de extender la vida de la Wii U fue publicada originalmente en Xataka