El coste del buzoneo baja hasta un 50%

La Junta directiva de la Asociación Nacional de Empresas de Buzoneo se ha reunido  recientemente en la capital madrileña con un objetivo fundamental: de un lado, preparar su próxima Asamblea General del 2015. Y de otro y más importante si cabe, alertar tanto a profesionales del sector como a grandes superficies de que el reparto de publicidad sin direccionar está viéndose degradado tanto a nivel de imagen como en la calidad de resultados.

El motivo es fruto de un estudio interno que está realizando la ANEB sobre el coste de reparto de piezas publicitarias en el territorio nacional. Las primeras cifras arrojan que los precios de distribución de publicidad sin direccionar han caído por debajo del 50% con respecto a unos términos generales que, lógicamente, harían de este sector una herramienta mucho más efectiva como herramienta de planificación de cualquier campaña de marketing ó comunicación.

Y no queda ahí la cosa. Además, tenemos constancia de que algunas de las más importantes grandes superficies exigen de forma directa unos precios por servicios que en los últimos cuatro años ha bajado hasta los márgenes anteriormente mencionados. Nuestra mayor preocupación es que los indicadores nos muestran que en el 2016 seguirá esta tendencia descendiente.

Por supuesto, los costes de las empresas y autónomos que se dedican a esta profesión, no bajan como para que los precios que demandan comercializadoras y grandes superficies, permitan afrontar las infraestructuras que permiten realizar un buzoneo efectivo y responsable.

En ANEB no se cree en una responsabilidad unilateral que sólo corresponda al cliente. Es una cosa de dos: Comprador (cliente) y vendedor (empresa comercializadora de buzoneo).

En ANEB quieren, desde un lado que los compradores sepan cual es el coste de un reparto de publicidad de calidad y de otro hacerle saber a las grandes empresas comercializadoras y origen del mal que nos afecta que no cesaremos en nuestro compromiso de persuadir al cliente de que contratar un servicio por debajo de su precio de coste puede conllevar que los servicios contratados no sean realizados con una mínima calidad o que sencillamente, no sean realizados.

Quieren hacer un llamamiento a todos los profesionales del sector. Que tanto contratadores como contratantes van a llegar a un punto en el que la situación, más tarde ó temprano, se hará insostenible. Con unos resultados nada inesperados y las consecuencias más inmediatas ya se vislumbran en algunas ciudades y pueblos de España. Y no precisamente en los buzones y cestas publicitarias: Competencia feroz que hace que muchas de los repartidores ilegales – y los no tanto – llegar a extraer la publicidad de las empresas de la competencia, arrojar piezas a contenedores de basura y desprestigiar, por ejemplo, a algunas empresas como las que forman parte de la Asociación Nacional de Buzoneo.

Y es que, unas cosas llevan a las otras. Y por eso, desde la Asociación Nacional de Empresas de Buzoneo, invitamos a profesionales del reparto de publicidad que se unan a este proceso reivindicativo y de dignificación del sector.