Así se disfraza una araña de hormiga para evitar ser devorada

Las hormigas tienen mal sabor y pueden atacar al depredador, por eso no suelen estar en su menú. Muchos insectos y arácnidos intentan parecerse a ellas para evitar ser comidos, como es el caso de Synemosyna formica. Esta araña saltarina imita tan bien a las hormigas que tiene que arriesgar su tapadera para que sus potenciales parejas reconozcan su verdadera identidad.

etiquetas: araña, hormiga, camuflaje, crematogaster

» noticia original (www.agenciasinc.es)


Mas información sobre en Así se disfraza una araña de hormiga para evitar ser devorada