Consejos para motivar a nuestros alumnos de secundaria

La transición entre primaria y secundaria es, para cualquier niño, un cambio de etapa que suele presentarse como significativa. A nivel social, es posible que de dicho cambio deriven otros de mayor calado, como el cambio del colegio de toda la vida al instituto y el consecuente cambio de grupo de amigos. Estas etapas de interactuación son normales y comunes, pero pueden afectar a la psicología del niño, sobre todo si ya padece algún problema que necesita ser monitorizado y tratado por psicólogos infantiles y de adolescentes. Por ejemplo, la ansiedad social o el TDAH. En otras palabras, es importante apoyar al preadolescente en estas etapas de cambio.

¿Qué sucede si el recién llegado alumno de 1º de la ESO no recibe dicho apoyo? No tiene por qué significar nada malo, depende de su capacidad de adaptación y sociabilidad. Por lo general, es de esperar que se integre y haga nuevos amigos. Sin embargo, si no lo consigue, incluso aunque solo sea durante unas semanas o meses, ello afectará a su rendimiento escolar. Este es uno de los muchos motivos por los que es imprescindible que los centros educativos comprendan esto: hay que dar alicientes a los alumnos, hay que aprender a ponerse en su piel y encontrarles una fuente de motivación. No basta con imponerles la enseñanza que consideramos obligatoria sin empatizar.

Porque, cuando un niño encuentra una fuente de placer en la nueva etapa de educación secundaria, es decir, cuando consigue divertirse aprendiendo, ello le puede servir de bastón o de puente para animarse a superar sus problemas de socialización. Por ejemplo, tal vez afronte con otra actitud los trabajos en grupo, y tal vez fomentar trabajos en grupo que diviertan a todos los niños pueda conllevar que haga nuevos amigos y se facilite su proceso de integración. Esto es especialmente importante en el caso de los niños y las niñas con los problemas psicológicos antes mencionados. Incluso aunque solo sea timidez, los adultos tenemos la responsabilidad de proporcionarles un espacio de seguridad tanto en el aula como entre sus compañeros.

Pero, volviendo al tema, el espacio de seguridad también ha de ser de diversión. Esto lo tenemos que tener en cuenta también cuando utilicemos los créditos rápidos anuales en la adquisición de material escolar, como libros de texto y materiales de aprendizaje. Muchos adultos comenten el error de comprar los libros de texto atendiendo solo a los criterios de evaluación, a los temas esenciales y a lo que ellos mismos, como adultos y docentes, consideran formación básica en una etapa tan importante como es la de la temprana adolescencia. Sin embargo, volvemos a subrayar la importancia de la empatía: tenemos que tener en cuenta que los niños a esa edad empiezan a buscar su lugar en el mundo y no comprenden de responsabilidades. Una vez más, hay que motivarlos.

No obstante, eso no es óbice para adquirir libros de texto de calidad, para lo cual previamente hay que llevar a cabo una labor de investigación exhaustiva sobre las editoriales que publican libros de texto para primaria y secundaria en España. En general, todas ellas son interesantes y aportan conocimientos didácticos muy apropiados para ser utilizados en el aula, pero hay algunas más famosas que otras; es decir, más consagradas que otras. De todos modos, conviene saber cuáles son. Lo último que queremos es utilizar un préstamo personal en una editorial que realmente no ha tenido tan en cuenta como otras la perspectiva adolescente. Es decir, que venda libros no tan aptos para niños de 1º de la ESO que acaban de salir de los planes de aprendizaje de primaria.

Editoriales como Santillana o Edebé son muy famosas, sobre todo porque están prácticamente disponibles en todas las librerías y ofrecen libros de textos de todas las materias: Lengua castellana, Matemáticas, Física y Química, Conocimiento del Medio, Plástica, etc. Por otra parte, la editorial Oxford suele ser la favorita para la enseñanza del inglés como segunda lengua, pues sus libros de texto son muy completos e incluyen el manual de estudio y workbook. Hay más editoriales y estas son solo unos ejemplos famosos y muy útiles. Conviene no precipitarse y tener en cuenta todas las pautas que hemos mencionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *