Alergias, la reacción extrema del cuerpo a agentes externos

Esta afirmación, https://bit.ly/2Z8KxkP, que aparecía en la Nota publicada el pasado 1 de abril sobre las alergias estacionales, era atribuida, de forma errónea, a la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP ), por lo que se publica la presente rectificación.

Alergias estacionales
La primavera es la estación más perjudicial para aquellas personas que sufren de rinitis alérgica estacional, un tipo de alergia provocada por el proceso de polinización que desarrollan muchas plantas y árboles en esta época del año. Pero más allá de la estación, el cuerpo también reacciona de forma extrema a otros agentes externos. Son las alergias, entre otras, a ciertos alimentos, medicamentos o a los animales.

La alergia es una reacción del sistema inmunológico ante la exposición de determinadas sustancias (alérgenos), a las que percibe como posibles amenazas. Aunque las alergias al polen se disparan en esta época, se conocen otras que no están relacionadas directamente con la estación del año. Son alergias a los medicamentos, a las picaduras de insectos, al pelo de animales como gatos, perros y caballos, o las alergias alimentarias. Sólo estas últimas afectan a entre el 6 y el 17% de la población europea, según la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI).

La plataforma médica on-line SmartSalus.com cuenta con un cuadro de especialistas alergólogos en diferentes centros de referencia del país. Uno de ellos es el Dr.Alfons Malet i Casajuana, director médico de Al.lergo Centre. Según el Dr. Malet, en ocasiones – las menos – los pacientes desarrollan un tipo de alergia relacionada con alérgenos que no son habituales en su lugar de residencia, igual que a veces sólo aparecen ciertos tipos de sensibilizaciones en pacientes diagnosticados alérgicos que, nunca desarrollarán síntomas.

Otros factores considerados potenciadores del importante incremento de reacciones alérgicas respiratorias infantiles en los países desarrollados son los factores genéticos, y, sobre todo, el alto grado de contaminación que sufren las ciudades.

El diagnóstico precoz sigue siendo fundamental en aquellos pacientes que sospechen que pueden estar iniciando un cuadro alérgico, a fin de iniciar su tratamiento lo antes posible. En general, el diagnóstico de un cuadro alérgico se realiza mediante un análisis de sangre, pruebas cutáneas, de alergias alimentarias, o pruebas RAST, un poco más complejas, que se realizan en la sangre, y que sirven para verificar la cantidad de anticuerpos lgE que hay en ella.


Mas información sobre en Alergias, la reacción extrema del cuerpo a agentes externos