Itesal vuelve a celebrar el 11 de mayo el Día contra los Incendios Domésticos

Fundación Mapfre publicó en 2016 el Informe de Víctimas de Incendio en España. Las cifras son escalofriantes: 175 fallecidos, 133 de los cuales en su propio domicilio. Desde 1980, año en que hubo 351 víctimas mortales, hasta 2013, año en el que hubo 132 víctimas en incendios, se ha logrado un descenso de víctimas. Lamentablemente, no es suficiente, ya que a día de hoy continúa habiendo una víctima cada 3 días, únicamente en incendios domésticos.

11 de mayo, DIA CONTRA LOS INCENDIOS DOMESTICOS. #StopIncendiosD
Un año más, se celebra, con fecha 11 de mayo, el Día contra los Incendios Domésticos. El propósito vuelve a ser concienciar, a toda la sociedad, de las causas y las consecuencias de este tipo de accidentes. También se pretende resaltar una serie de medidas y acciones que pueden adaptarse con el objetivo de intentar evitarlos. El Día contra los Incendios Domésticos es una jornada de concienciación social sobre el número de incendios y víctimas en el país.

Esta iniciativa impulsada desde el portal www.ventanasypuertasdealuminio.es, patrocinado entre otras empresas por Itesal, quiere lograr involucrar a toda la sociedad: administraciones públicas, ciudadanos y empresas privadas, a través de los medios de comunicación y de las redes sociales. Todo ello para difundir en el máximo de canales posibles este mensaje de vital importancia para la sociedad.

Consecuencias de los incendios domésticos
Además, Fundación MAPFRE, en colaboración con la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), dio a conocer en 2016 más datos sobre víctimas mortales de incendios, además de una serie de acciones preventivas.

En 2016, 133 personas fallecieron en su propia casa, 23 víctimas más que el año anterior. Además, la mayoría de los 16.136 incendios sucedidos en la vivienda fueron ocasionados por culpa de un aparato productor de calor (radiador o brasero), en el salón y de día. El 52% de las víctimas eran hombres. Entre ellos, el 60% mayores de 65 años.

Entre las causas de muerte destaca la intoxicación (afectó a 6 de cada 10 personas). La segunda causa de muerte fueron las quemaduras (el 32% de las personas no pudieron escapar, mayoritariamente, a causa de las llamas). También destacan los incidentes como consecuencia de cigarrillos mal apagados. Un hábito que cada año provoca numerosas víctimas, cifra que, aunque sigue siendo preocupante, ha mejorado respecto dos años atrás.

¿Cómo se puede luchar contra los Incendios Domésticos?
La protección contra incendios de un edificio empieza en la fase de diseño de éste. Tanto el proyecto como la construcción deben cumplir con todas las normativas exigibles al respecto. Sin embargo, la seguridad contra incendios en los edificios no debe limitarse a la aplicación de la normativa exigible.

Todas las medidas de protección contra incendios, tanto activas como pasivas, deben estar coordinadas entre sí, integrándose en el conjunto del edificio. De este modo, éste responderá mejor en caso de incendio.

Vital resulta el mantenimiento de las instalaciones de protección contra incendios. Aunque parezca paradójico, mantener adecuadamente una instalación que no es usada es muy importante. Porque en el momento que se necesite utilizar debería ponerse en marcha sin ningún problema. De lo contrario, las consecuencias serían fatales.

Los beneficios de contar con sistemas de Carpintería de Aluminio con RPT
Dentro de las medidas pasivas, la elección de materiales adecuados resulta fundamental. Como se han apuntado, las causas de muerte más comunes son la intoxicación y las quemaduras como consecuencia de no poder escapar de las llamas. Por este motivo, el material escogido para los cerramientos de los edificios no debe de emitir ninguna sustancia tóxica, favoreciendo siempre la evacuación de las personas. Para lograr tan necesaria seguridad, la elección del material utilizado en la fabricación resulta clave. En esta línea, los sistemas de aluminio y, en particular, los sistemas de aluminio con Rotura de Puente Térmico (RPT), son la única y mejor opción.

Al disponer de un punto de fusión de 660º, el más alto entre los materiales que se utilizan para la fabricación de ventanas, el aluminio no se deforma. Lo que hace que no se obstruyan nunca las vías de escape. Considerado como un material NO combustible al ser metal, NO contiene elementos tóxicos en su composición. Por este motivo, se trata de un material totalmente inocuo al llegar a su punto de fusión, e incapaz de generar ningún tipo de gas tóxico.

Este portal de ventanas y puertas de aluminio muestra en un experimento la reacción frente al fuego de tres tipos de materiales que se usan para fabricar ventanas y puertas. La de la izquierda es una ventana de PVC, la del medio una ventana de aluminio, mientras que la de la derecha es una ventana de madera. Todas ellas se someten a una misma prueba de simulación de incendio con resultados realmente distintos. El experimento pretende concienciar de la importancia de la elección de los materiales en cualquier edificio.

¿Qué conclusiones derivan?
Está claro que hay que seguir trabajando, informando y concienciando sobre este peligro cotidiano, cercano y mortal. La cifra de víctimas a raíz de accidentes domésticos ha disminuido desde la década de los 80. Por aquellos entonces, la protección contra incendios era algo secundario, además de prácticamente inexistente.

Resulta positivo conocer que actualmente no se concibe ningún edificio que no cumpla con unas mínimas medidas de seguridad. Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer en lo referente a legislación y a concienciación de los propietarios de los edificios. De hecho, éstos son lo que, demasiadas veces, no otorgan la importancia necesaria a un tema clave en la prevención de incendios: la elección de los materiales.

Resulta clave elegir sistemas de aluminio con RPT. Para así evitar más víctimas de incendios domésticos en España. #StopIncendiosD


Mas información sobre en Itesal vuelve a celebrar el 11 de mayo el Día contra los Incendios Domésticos